sábado, 29 de marzo de 2008

los hombres de mi vida


Muchas veces me he preguntado porque las mujeres tienen “hombres de su vida” y los hombres simplemente viven. Para una mujer todos esos hombres son una espina clavada en algún punto de su corazón y para un hombre ¿también?, no lo creo.

Lo que sí es cierto es que nos sentimos atraídos por personas afines a nosotros, en rasgos tanto físicos como psíquicos. Y esos seres que nos atraen también van cambiando a lo largo de nuestra vida, simplemente porque no siempre somos delgados y guapos o alegres y divertidos.

Pensando, pensando, me he dado cuenta de que es cierto eso que dicen que nuestro aspecto exterior es el reflejo de lo que llevamos por dentro, de nuestra psique. De igual forma también es cierto que con el paso de los años nuestros gustos cambian. ¿No cambian su sabor las frutas al madurar?

Dicen que la pareja ideal es aquella que, al reflejarse vuestros rostros y cuerpos en un espejo, sea la más parecida a ti.

En ese sentido, os invito a miraros al espejo de vuestras almas y descubrir si de verdad tenéis a vuestro lado a la persona correcta. Si pensáis que no se parece en nada a vosotros, mirad atentamente y….

¡Dios mío, pero si tiene una peca en la misma mejilla que yo, a la misma altura y además de la misma intensidad!