viernes, 7 de marzo de 2008

escuelas seguras para todas las niñas

En todo el mundo las niñas sufren violencia en la escuela y su entorno a manos del profesorado, el personal del centro escolar u otros estudiantes. Son agredidas de camino a la escuela o en los patios escolares. Sufren amenazas de agresión sexual de otros estudiantes, son obligadas por los profesores a mantener relaciones sexuales, e incluso son violadas en la sala de profesores.
Según estudios y encuestas, en Malawi, el 50 por ciento de las niñas escolarizadas afirmaba haber sido tocadas por profesores o compañeros con intención sexual.
En Estados Unidos, el 83 por ciento de las estudiantes de 12 a 16 años sufría alguna forma de acoso sexual.
En Tanzania, entre 2003 y 2006 se expulsó de las escuelas a más de 14.000 alumnas de educación primaria y secundaria porque se habían quedado embarazadas.
El acoso sexual en la escuela está generalizado en la República Dominicana, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y otros países de Latinoamérica.
La violencia hace que muchas niñas no lleguen a ir a la escuela, abandonen los estudios o no participen plenamente en la vida escolar. Los efectos son dolor, miedo, baja autoestima, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y depresión.
Todas las niñas tienen derecho a la educación en un entorno seguro, respetuoso y no discriminatorio.
Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Amnistía Internacional lanza llamamiento mundial para poner fin a la violencia contra las niñas en las escuelas.

(http://www.es.amnesty.org/nomasviolencia/actua-mar08.php)