sábado, 15 de diciembre de 2007

el payaso

Ayer noche antes de dormirme tuve una extraña e inquietante visión.
Todo era oscuridad profunda no podía ver más allá de mi, un payaso aparece entre las sombras y me tiende su mano, me lleva de su mano riendo diabólicamente y eso me asusta. De repente una gran cruz de madera emerge de la nada impidiéndome el paso y haciendo caer al payaso hacia el vacío más absoluto, perdiéndose de nuevo entre las sombras.
Este payaso podría perfectamente representar a una persona que se esconde detrás de un disfraz, alguien que oculta su verdadera imagen, alguien que intenta llevarme por la oscuridad. El hecho de que el payaso caiga y desaparezca en la oscuridad me hace pensar en que si hubiera continuado quizás me habría arrastrado hacia ese abismo oscuro, ese abismo que para mi representa la pérdida de control sobre una situación y finalmente el camino hacia la depresión.
Por otra parte, la cruz que se interpone en mi camino, como si hubiera algo o alguien que me impida el paso, lo interpreto como ese ángel de la guardia que creo tener, un ser protector que me guía.
Después de esta visión me siento como que he cerrado una etapa de mi vida, como si la Oscuridad que me acompañaba desde hace mucho tiempo hubiera, finalmente, desaparecido.
Ahora solo tengo que esperar a que empiece una nueva etapa de Luz.