domingo, 5 de septiembre de 2010

independientes


Cuando lees la prensa, a veces, te encuentras con noticias aparentemente gratas.

Hoy he leído que habrá una tregua en los conflictos del País Vasco y recibo la noticia con sorpresa agridulce, pues el comunicado en cuestión no da mucha esperanza.

¿Realmente quiere el pueblo vasco la independencia? Si mañana se hiciera una votación, ¿ganarían los que están a favor o los que están en contra de esa independencia? ¿Es sano para nuestra economía que partes de nuestro país se conviertan en países ajenos? …

Estoy convencida de que nuestro país es rico por la diversidad de culturas que lo integran y dejar perder este hecho sería como aniquilarnos.

En fin, creo que la identidad de un pueblo no se rige por su nivel de independencia sino más bien por su nivel de tolerancia.