lunes, 29 de septiembre de 2008

x-files


Como ya dije en otro de mis post, soy de esas personas que leen el lunes los artículos extra de la prensa del domingo y hoy lunes me he encontrado un minúsculo artículo –pero no por ello menos sorprendente– en el suplemento Vivir de La Vanguardia.

El protagonista del artículo es, ni más ni menos, que Doña Viviane Reding, Comisaria Europea para la Sociedad de la Información.

La cuestión es que la señora Reding ha destacado el valor económico de las redes sociales (¡Bravo!), ha subrayado la importancia económica de estas redes en internet [poniendo como ejemplo a Facebook y Myspace, aunque no sé si es cita textual de la Comisaria o del “personaje” que ha escrito el articulito] y destacando que potencian el uso de las nuevas tecnologías (algo ciertamente cuestionable).

Hasta aquí estoy más o menos de acuerdo con la Comisaria. La cosa empeora cuando citan las siguientes, aparentemente, palabras textuales: “estas redes ofrecen diversidad cultural y potencian la interactividad, por lo que pueden ser útiles para diferentes audiencias con un esfuerzo financiero mínimo”. También parece afirmar la Comisaria que estas redes aportan nuevas oportunidades económicas a la industria europea, siendo esta la filosofía oficial de la UE [¡ahí queda eso!].

Yo tengo mis cuestiones al respecto de las palabras de la Comisaria.

- Qué estas redes ofrecen diversidad cultural y potencian la interactividad, pues sí, porque ahí hay gente de todo el planeta Tierra.

- Qué estas redes pueden ser útiles para diferentes audiencias con un esfuerzo financiero mínimo, pues sí, porque si no hay que pagar para entrar cualquiera puede meterse dentro, es más, no necesitas ni ser invitado para registrarte.

Pero que estas redes aporten nuevas oportunidades económicas, pues aquí ya empiezo a tener mis dudas y no solo dudas sino también temores acerca de cuáles pueden llegar a ser esas oportunidades económicas, porque, a voz de pronto, se me ocurren unas cuantas: comercio de datos personales, captación de firmas para causas encubiertas, plataformas para transmisión de virus…

Quizá soy un poco alarmista, pero es que se me han puesto los pelos de punta al leer el artículo. ¿Tendrá la señora Reding algún interés en fomentar el uso de las redes sociales? ¿Estarán pensando los países miembros de la CE unir esfuerzos para la creación conjunta de un Gran Hermano?

Lo peor del caso es que el artículo lleva el sello de la agencia Efe, agencia a la que tenía en gran estima…hasta el momento.

Creo que empezaré a concienciarme, ¿dónde habré metido “1984”?