domingo, 6 de septiembre de 2009

amour avec toi


Caen en mis manos unas palabras de Luis Eduardo Aute y una de sus canciones…de mis preferidas. Aute, me gusta por lo descarado, directo y natural que es, por llamar a las cosas por su nombre, porque no se anda con sutilezas ni ñoñerías, simplemente ES.

A las puertas del dos mil,
y enterrada la historia,
me pregunto, ¿qué hago aquí,
con tu cuerpo entre mis brazos,
intentando fornicarte,
como un mono pre-erectus?


2 comentarios:

diFusa... dijo...

por fin consigo hacer comentarios...no sé qué pasó con los otros y si llegaste a recibirlos..
en cuanto a Aute...pese a que no es plato de mi gusto -tiene un punto prepotente quéseyo..qeu me pone negra- pero estoy de acuerdo con él y contigo, en que hay que llamar a las cosas por su nombre. al pan pan, y al vino, vino. me ha encantado! siempre tan brutalmente sincera! te hace unica.

La blogger dijo...

Mi vida, me llegaron todos tus comentarios [los mandabas como enlaces y “por narices” tenías que incluir mi dirección de email].
En cuanto a Aute, soy menos objetiva que tu, básicamente porque a mí me “pone” [claro que también me pone mi monitora de fitness…]
En fin, me alegro que vayas familiarizándote con la técnica y que te pueda tener por aquí.
Te debo un post…prometo publicarlo prontito, de momento te dejo colgado un beso para cuando lo necesites.