martes, 3 de noviembre de 2009

illuminati



Hoy quiero romper una lanza en pro de los muchos jóvenes MBA's que andan sueltos por el planeta Tierra desempeñando funciones más que infames en relación a su capacidad profesional.

He tenido una discusión más que intensa con mis compañer@s de trabajo en relación a un e-mail "bomba" [léase de esos que te piden información híper compleja y difícil de recopilar y que suelen ser para antes de ayer] recibido ayer tarde desde nuestra alta dirección.

A mi entender, el trabajo en cuestión es realizar ni más ni menos que un plan estratégico a 3 años vista. Hasta aquí todo correcto, una buena empresa, en estos tiempos de crisis, debe ser capaz de trazar un plan suficientemente firme y seguro como para capear el temporal que nos está cayendo.

El problema se presenta cuando la tarea de desarrollar este plan estratégico, en lugar de discutirse con todos y cada uno de los implicados en el mismo, se lanza por e-mail con una fecha límite y sin más explicación que la de "por favor completad las dos primeras páginas de este informe".

Y aquí es cuando a mí, que he tenido la suerte o desgracia de haber estudiado organización empresarial incluyendo el famoso Balance Scorecard o Cuadro de Mando Integral, se me caen las "bolas" (¡qué no tengo!) al suelo.

¿Cómo puede el mismísimo Head de una compañía dejar al libre albedrío de sus empleados una función que se le acomete y otorga a él? ¿Nos pagarán a los humildes empleadillos el salario que cobra este buen señor? ¿Saldrá, para variar, un churro a la española? ¿Quedaremos como auténticos pardillos delante de los gerifaltes de la central [extranjeros obviamente]?

En conclusión, yo me quejo de los que gobiernan España pero dentro de algunas empresas, que se autodenominan multinacionales, hay verdaderos piltrafillas jugando a hacer negocios...¡Vivir para ver!

Como decía mi gran amigo Groucho…

“Los jefes son como las nubes, cuando desaparecen el día se ve más claro”