martes, 11 de noviembre de 2008

decídete



Decídete a adoptar una actitud alegre y positiva porque si temes sufrir estarás ya sufriendo el temor.

Decídete a buscar alternativas porque si insistes en verlo todo perfectamente claro antes de decidirte, nunca te decidirás.

Decídete a hacer las cosas que te salen del corazón porque así no te sentirás insatisfecho con lo que te tocó vivir.

Decídete a poner soluciones porque si las aplazas estarás matando una oportunidad.

Decídete hoy a arriesgarte, a soñar, a aparecer como un tonto ante los demás por el puro placer de seguir los designios de tu corazón.